operación bikini

Durante la primavera, comienza la prisa de las mujeres y hombres por rebajar algunos kilos y verse más bellos y esbeltos. Con la llegada del calor, es necesario cambiar los hábitos alimenticios para adaptarnos a las altas temperaturas.
Durante el verano, nuestro organismo nos pide alimentos frescos y jugosos. La naturaleza es sabia y por eso nuestro cuerpo nos ayuda a elegir las mejores comidas para cada estación del año.
La alimentación de verano favorece el adelgazamiento, ya que dejaremos de lado los guisos, las pastas, los chocolates y los postres sustanciosos. En cambio, elegiremos yogur, ensaladas, frutas frescas.
Sin dudas, la mejor opción para el verano son los zumos de frutas, que además de ser muy sanos nos brindan más saciedad que el agua. Los licuados de frutas también son excelentes porque conservan la pulpa de las frutas y aportan fibras.
El verano no debe significar pasar por alto el desayuno, que es esencial para una dieta equilibrada que nos permita bajar de peso. Sin embargo, durante ésta época podemos realizar cambios en el desayuno y dejar de lado el té o el café y reemplazarlo por yogur con cereales o frutas y zumos.
El pescado a la plancha con ensalada es un excelente plato para el almuerzo de verano. Fácil de preparar, sano y con muy pocas calorías.
Durante la noche puedes optar por ensaladas con muchos ingredientes.
Cuando llega el verano es más fácil comer sano, porque las altas temperaturas nos dan ganas de ingerir comidas frescas y ligeras. Las ensaladas son unas aliadas de la operación bikini. Pero particularmente las verduras de hojas verdes os ayudarán mucho a la hora de adelgazar y de alimentarse sanamente.
Todas las hojas verdes se caracterizan por aportar un mínimo de calorías, cercano al 0 por ciento. Pero además nos brindan muchas propiedades nutricionales, sumado a que producen saciedad. Tres buenas razones por las que debes comer vegetales de hojas verdes. Esto no debe ser sinónimo de alimentación aburrida, ya que la lista de hojas verdes es realmente muy amplia como para que puedas varias y no aburrirte.
Entre los vegetales de hojas verdes se encuentran:
Rúcula. Es la verdura de moda, de muy rico sabor y combinable con muchos alimentos. Saben muy bien con láminas de queso parmesano, ajo o champignones. Para condimentar, lo mejor es el aceite de oliva (poca cantidad) y el aceto balsámico.
Lechuga: cada clase de esta verdura tiene un sabor diferente. Combina en una ensalada diferentes clases de lechuga, con rúcula y espinaca cruda. Verás que tienen un gran sabor y nada de calorías. También puedes agregarle pequeños cuadrados de pan tostado.
Espinacas: crudas o cocidad son un excelente alimento por su gran aporte de hierro y vitaminas.
Endivias: ideales para hacer ensaladas tibias con pollo o atún.
Berros :ideales para combinar con frutos secos o queso azul.
Desde hace poco el sol se va escondiendo más tarde y comienza la época en que nos preocupamos por cómo luciremos en el verano. Los gimnasios se colman de gente y las mujeres y hombres buscan su dieta favorita para poder usar bañador y lucir espléndidos.
Por eso, hoy te proponemos una actividad física para que puedes ponerte en forma y adelgazar mientras que disfrutas del agua.

El aquagym es una disciplina excelente y muy entretenida para practicar en el agua, ya que los músculos trabajan mucho más al estar en el agua y además el esfuerzo prácticamente no se siente.
Pero si no quieres anotarte en la clase de aquagym puedes optar por realizar diversos ejercicios en la piscina. Si es una al aire libre mucho mejor, así de paso comienzas a broncearte.
Un buen ejercicio es caminar en círculo por la piscina. Por cada paso que das en el agua es como si caminaras diez pasos en la calle. Así que aprovecha.
También puedes apoyar tu mano sobre el borde la piscina y elevar la pierna extendida, bajar, y volver a subirla. Repetir 20 veces de cada lado. Eso te ayudará a modelar los glúteos.

También puedes ejercitar la cintura. Para eso, debes pararte en la piscina con las piernas ligeramente abiertas y comienzas a inclinarte para un lado y para el otro.
Que el verano no te atrape desprevenida, comienza ya con la actividad física.

Fuente: operaciónbikini.com

REFRESCOS PARA EL VERANO

Los refrescos que contienen cítricos son los que más refrescan en verano.

Granizado de limón o naranja.

Ingredientes:

Zumo de limón o naranja, dependiendo del gusto que queramos darle al granizado,

Azúcar,

agua.

Elaboración: ponemos a hervir dos vasos de agua con un vaso de azúcar durante diez minutos a fuego lento. Cuando se ha enfriado, incorporamos el zumo de la fruta que hayamos elegido (limón o naranja) y lo dejamos un tiempo en el congelador. Una vez empieza a cristalizarse el líquido, lo batimos y lo volvemos a dejar en el congelador hasta que se haya hecho.

Horchata.-

Ingredientes:

1 kilo de chufas,

1 kilo de azúcar,

5 litros de agua,

canela de rama.

Elaboración: lavar bien las chufas hasta que el agua de limpieza salga clara. Después, dejarlas remojar en agua fría unas doce horas y, una vez transcurrido ese periodo de tiempo, volver a lavar y escurrir. Después, machacar las chufas e incorporar algo de agua al picarlas para que no suelten aceite. Echar el agua y la canela, y dejar reposar dos horas en un sitio fresco. El resultado de la mezcla se pasa por un colador y después por un lienzo fino humedecido con agua, justo sobre el colador. El líquido resultante se deja enfriar en la nevera.

Dietas para ancianos

PASTA CON FUNGHI:

pasta ai funghi

60 gramos de pasta 60gramos de champiñones media cebolla pequeña1 diente de ajo morado2 cucharadas de aceite de oliva

Un manojito de perejil picado  tres hojas de albahaca picada

Una ramita de tomillo picado media taza de jugo de carne sal pimienta al gusto

Amiga cada  ración por persona es 60gramos sume las personas y sume los 60gramosde cada uno.de igual manera los ingredientes

PREPARACIÓN

Limpie los champiñones con una toalla desechable los champiñones no se deben lavar rociarlos  con zumo de limón para que no se pongan oscuros

Caliente el aceite saltee los champiñones con sus tallos picados en cuatro por 5minutos removiendo de vez en cuando, en una cacerola ponga a hervir el agua para la pasta con sal, sazone los champiñones con salpimienta resérvelos champiñones en un lugar tibio

Sofría la cebolla con el ajo agregue los demás ingredientes y rocíelos  ingredientes con el jugo de la carne y cocine un par de minutos .una vez cocida la pasta  escúrrala  cuidando, que se mantenga al dente incorpore esta preparación a la  pasta, los champiñones, mezcle todo muy bien y sirva caliente y si desea agregarle queso parmesano 25gramos una cucharada de postre 225 calorias.

Capítulo 2:

MADEDONIA DE FRUTAS

Macedonia de frutas

30 gramos de kigui tres fresas por personas 25gramos de banana un cuarto de naranja por persona una copita de brandy.

PREPARACION

Vierta la naranja con el zumo junto al brandi una cucharada de azúcar 1clavo de olor cocine a fuego fuerte mientras tanto prepare las demás frutas viértalas en una copita y viértale la naranja con el fume preparado de la naranja y el vermut  refrigere por unos minutos12y sirva   118 calorías

Dietas despues de Navidad

Durante la Navidad se suelen cometer excesos tanto con la comida como con la bebida , haciendo que el organismo se resienta un poco.

Para recuperarse, nada mejor que un plan alimenticio que depure el organismo y ayude en la pérdida de esos kilos demás que se han ganado.

Los excesos en la fiesta de Navidad pueden solucionarse con una dieta adecuada , dejando que el organismo se reponga.

Los nutricionistas aconsejan hacer una dieta de las llamadas blandas compuesta por vegetales al vapor, arroz, pescado cocido, frutas y yogures, que mejoran la flora intestinal , son esenciales para la dieta. En cuanto a las frutas pueden ser piña que es una gran ayuda para la digestión o las uvas que tienen poder depurativo.

También, puede seguirse por un día una dieta a base de frutas, verduras y zumos naturales. Las mejores frutas para este tipo de dieta depurativa son uvas, fresas, piñas, papaya, pomelo, naranja y manzana debe elegirse una de ellas para hacer la dieta de un día y entre las verduras las de mayor poder depurativo son el hinojo y el apio, se puede agregar zanahorias, acelgas, espinacas y puerros. Se comerán crudas o cocidas con un poco de aceite de oliva, y para los snacks pueden tomarse zumos de frutas o de verduras.

Luego de una dieta como ésta, es imprescindible si se desea seguir en forma adoptar un plan alimentario equilibrado y saludable, evitando las llamadas “dietas milagro” , porque de lo que se trata es de cambiar hábitos alimenticios. Un buen plan dietético debe permitir comer de forma sana y equilibrada dándole al organismo los nutrientes necesarios.

Dietas en Navidad

Las comidas y cenas navideñas son un momento del año en que se suele tirar la casa por la ventana:

Manjares poco habituales en nuestras mesas en otras épocas del año se convierten en protagonistas indiscutibles de las recetas que degustamos.

Además, es tiempo de atracones y menús tan largos, que parece que la sobremesa no va a llegar nunca. Y a veces, las consecuencias de semejantes bacanales se traducen en:

indigestiones,

resacas,

subidas de colesterol

cifras de presión arterial disparadas.

No obstante es posible construir menús saludables a la vez que exquisitos, teniendo en cuenta algunas pautas nutricionales muy sencillas.

La primera tiene que ver con las cantidades: Comer bien y quedarse satisfecho no es sinónimo de ingerir alimentos hasta reventar. Se pueden crear menús con variedad de recetas, pero con cantidades poco abundantes que permitan probarlas todas y llegar al postre en condiciones de saborearlo.

Otro elemento del que se suele abusar en Navidad es el alcohol:  Siempre que no esté contraindicado por padecer alguna enfermedad, se puede tomar de forma moderada.

Es mejor elegir un buen vino, la ocasión lo merece, y beber uno o dos vasitos como máximo. Aunque el vino más saludable, por su riqueza en taninos, es el vino tinto, el cava y el vino blanco también son buenas opciones.

Es aconsejable eludir las bebidas de alta graduación alcohólica y evitar las mezclas.Tienen muchas calorías.

Por otro lado, conviene beber y comer despacio, masticando bien los alimentos, primero para saborearlos, y luego para aumentar la sensación de saciedad y mejorar la digestión.

Respecto al menú: Se debe tener cuidado con los entrantes.Es mejor que sean pocos y ligeros, sin demasiadas salsas ni aderezos.

Las setas son una buena opción: poseen fibra y apenas contienen grasa.

Para los platos principales, nada mejor que pavo o pollo, o algún pescado al horno, por ejemplo. Los primeros son poco grasos y ricos en proteínas de buena calidad, mientras que los pescados, sobre todo azules, resultan muy saludables, sobre todo para las personas que tengan alto el colesterol.

Se pueden aderezar con hierbas aromáticas, aceite de oliva o guarniciones suaves a base de verduras cocidas o preparadas, junto a la carne o el pescado. Conviene señalar que si el cordero tiene de 250 a 350 calorías por cada 100 gramos, el pavo no supera las 114, y el pollo las 110; las patatas fritas suman 264, mientras que asadas no van más allá de las 120 calorías.

Marisco: Rico en fósforo y potasio, necesarios para los huesos y el buen estado del corazón, uno de sus problemas son las alergias alimentarias.  Otro problema es su incidencia negativa sobre el ácido úrico elevado.

Los postres navideños, cabe señalar que realmente son muy calóricos (el turrón tiene 470 calorías por cada 100 gramos) y ricos en azúcar, pero no hay que renunciar a tomarlos si se hace racionalmente. Un trocito de turrón, un mazapán o un polvorón, representan una delicia propia de estas fechas.

Las infusiones pueden ayudar a mejorar la digestión: son conocidos los buenos efectos de la manzanilla y el poleo. También es posible optar por la centaura, que alivia la flatulencia al igual que el anís, y tener en cuenta que la cola de caballo y la alcachofera, poseen propiedades diuréticas que ayudarán al organismo a depurarse después de los excesos navideños.