Cómo eliminar el estrés con la dieta


El estrés es un período de ajuste para cualquier cambio de la vida.
Esta maravillosa sociedad de la información nos ofrece demasiados y atractivos cambios que, a duras penas, podemos asimilar y que nos provocan estrés, aparte de muchos problemas físicos adicionales.

Nuestro sistema nervioso está sobrecargado porque no puede asimilar todas las noticias y novedades que los medios de comunicación y los anuncios publicitarios nos transmiten sin cesar. Cuando creemos que hemos asimilado un cambio, surge otro nuevo. En el trabajo, apenas hemos “dado carpetazo” a un proyecto, tenemos otro sobre la mesa, o un sinfín de ideas a las que no conseguimos darles forma.

El estrés afecta y reduce nuestra calidad de vida y nuestra capacidad de disfrutar de muchas maneras:

-reduce y altera nuestro reposo

-nos hace elegir comidas que entorpecen o dificultan la digestión

-provoca enfermedades, algunas de ellas graves

-afecta a nuestras relaciones con los demás (sobre todo cuando estamos insoportables)

-reduce nuestra creatividad, autoestima y confianza en nosotros mismos

Si no quieres ser una víctima más de la ansiedad y la tensión que producen estos tiempos frenéticos que nos ha tocado vivir, sigue las recomendaciones y sugerencias:


8 alimentos especiales para cubrir las necesidades del Sistema Nervioso:

Todos son ricos en vitaminas y minerales que nutren al sistema nervioso y, por tanto, alivian el estrés.

El mejor remedio para cubrir las deficiencias alimenticias está en los propios alimentos. Mucha gente recurre a complementos vitamínicos y minerales para cubrir las carencias de su menú habitual. Los alimentos que aquí se han seleccionado se adquieren en las galerías de alimentación donde habitualmente haces la compra. No tiene mucho sentido ingerir alimentos que envenenan el cuerpo para luego tratar de corregirlo con vitaminas. Es mejor cubrir los desequilibrios con los alimentos adecuados.

Si tus células están sanas, tú estás sano. La salud de todas tus células, depende de la recepción de los elementos que necesitan para funcionar. La sangre transportará a las células nerviosas toxinas o nutrientes, en función de los alimentos que ingieras. Si comes alimentos tóxicos, la sangre recogerá toxinas, si comes alimentos deficientes, llegará a la célula con las manos vacías.

Para fortalecer el sistema nervioso tienes que conocer cuáles son los nutrientes que necesitan las células nerviosas y cuáles son las toxinas o sustancias perjudiciales o innecesarias. En los capítulos siguientes daremos un repaso rápido a las vitaminas y minerales que necesitas añadir a tu dieta.

Los alimentos anti estrés:

platano

1. El plátano maduro es el primer alimento que debes añadir a tu dieta diaria. Es el mejor ‘bocadillo’ que puedes encontrar en el mercado. Es barato y nada más sencillo de preparar.

Es el alimento más útil para el sistema nervioso. Incluye vitamina A en grandes cantidades, todas las vitaminas del complejo B y con un solo plátano obtienes 1/5 de todas tus necesidades diarias de vitamina C. Es toda una reserva de minerales (hierro, calcio, potasio, cobre y magnesio). Su dulzura no se debe al azúcar refinada y, además de satisfacer el apetito, no daña al cuerpo de ninguna manera: es decir que no engorda. Además es un buen alimento para las úlceras y se digiere con facilidad.

Una gran cantidad de los minerales se encuentra en la raspadura de las cáscaras. No tires la cáscara sin antes haber raspado con una cucharita su parte interna. No es muy dulce, pero le darás a tus células nerviosas los nutrientes que necesitan para estar en plena forma.

almendras


2. La almendra, al igual que el plátano, es un alimento completo que puede ser consumido junto con otros alimentos. Desde la Antigüedad, muchas civilizaciones la han apreciado por sus propiedades regenerativas y nutricionales.

A pesar de sus pequeñas dimensiones, la almendra contiene todos los nutrientes necesarios para vigorizar el sistema nervioso: las vitaminas del complejo B y minerales como el cobre, el hierro, el fósforo, el calcio y el potasio. Contiene una alta proteína y le dará energía durante un largo período de tiempo.

Es preferible consumirla sin piel. Esta no proporciona ningún beneficio nutritivo y es difícil de digerir. Remoja las almendras en agua caliente unos minutos y la piel se caerá sola. De 5 a 15 almendras son suficientes para obtener todo su efecto regenerador.

pasas

3. Las pasas son un alimento delicioso y nutritivo, dulces y más baratas que cualquier golosina. Su alto contenido en hierro calcio, magnesio, fósforo, potasio, cobre, y vitaminas B1 y B6 las convierten en un aliado perfecto para combatir el estrés. Con una pequeña cantidad de pasas obtendrás todos sus nutrientes. Conviene que bebas mucha agua después de comer pasas, u otra fruta deshidratada, para compensar la pérdida de agua.
La gente que fuma debe tomar mucho hierro, por ello, si fumas, come más pasas. El fumar incrementa la necesidades de hierro y otros transportadores de oxígeno.

brecol espinacas


4 y 5. El brécol y las espinacas. La espinaca es rica en vitamina A y el brécol en vitamina C y, al igual que los vegetales de hoja verde, tiene cantidades considerables de vitaminas del complejo B, potasio, calcio, magnesio, hierro y cobre.
Cuanto menos cocción lleven mejor. La espinaca se puede comer cruda en ensalada, y el brécol cocido con poca agua durante unos 10 minutos. Añádeles cualquier salsa de tu gusto, pues son una gran fuente de vitalidad y muy nutritivas para tu sistema nervioso.

germen-de-trigo


6. El germen de trigo. Es un alimento curativo de primera categoría y recomendable sobre todo para aquellas personas que toman mucho azúcar y alcohol, para compensar las reservas de vitamina B. Es una gran fuente de hierro, fósforo y vitamina E, y particularmente beneficioso para el sistema nervioso por su contenido en magnesio, cobre y potasio.
Puedes tomarlo espolvoreado sobre el yogurt, fruta o cereal, o agregarlo a cualquier ensalada, sopa u otro plato de tu gusto.

semillas-girasol


7. Las semillas de girasol. Son pequeños recipientes de vitamina E y vitaminas B. Son un alimento de preparación rápida, pero sin las deficiencias nutricionales de las comidas rápidas que tantas veces consumimos por falta de tiempo.
Se venden en tiendas naturistas ya peladas y listas para comer. Si tienes prisa, en lugar de una chocolatina, tómate un puñadito de semillas mezcladas con pasas: las puedes llevar encima y están listas para tomar cuando el hambre aprieta. Tu corazón y tu sistema nervioso te lo agradecerán.

leche-y-miel


8. Leche caliente con miel. Parecía que todo eran novedades. Pero hay cosas que ni la alta tecnología cambia. No hay mejor fórmula para dormir que un buen vaso de leche con miel, y esto desde hace siglos. El calcio de la leche es bueno para el sistema nervioso, y el calor para relajar el área estomacal. Es el estómago lo que primero se tensa cuando uno está nervioso. Además contiene potasio, fósforo y vitamina B12.

Hasta aquí hemos indicado los amigos que te conviene tratar. Pero para conseguir realmente modificar tu calidad de vida, tendrás que decir adiós a algunos de tus antiguos compañeros de alimentación que son realmente perjudiciales para tu salud.

Los enemigos del estrés:

Se consumen diariamente productos que son absolutamente dañinos para el sistema nervioso y el corazón, y que generan estrés.

cafe


La cafeína, puede ser un verdadero veneno cuando se consume en dosis muy concentradas. Se encuentra en cada taza de café, en cada barra de chocolate, en bebidas con cola y en el té negro. Su consumo excesivo crea problemas a largo plazo, y afecta a la coordinación, la memoria y la percepción. Pero no terminan aquí sus destrozos:

-estresa el corazón

-eleva los niveles de colesterol en la sangre

-irrita las paredes estomacales e impide la digestión

-modifica los patrones de sueño profundo provocando fatiga

-tensa los principales músculos del cuerpo e impide la relajación

-crea adicción

-no tiene ningún valor alimenticio.

La subida de ánimo que provoca va siempre seguida de depresión, pues la cafeína exige demasiado a los nervios y glándulas. Es recomendable evitar o reducir la ingesta de cafeína.


azucar


El azúcar blanca refinada es una pequeña “ladrona” de vitaminas B y enemiga de tu salud. Lo peor es que su consumo se ha disparado en los últimos años. Los niños consumen hoy día veinte veces la cantidad que se consumía hace 50 años, y es difícil encontrar elementos elaborados que no lleven azúcar. Algunos de los problemas relacionados con el consumo de azúcar son:

-riesgos de enfermedades nerviosas

-problemas cardíacos

-nerviosismo

-irritabilidad

Es muy fácil reemplazar el azúcar por miel. La miel es igual de dulce pero contiene minerales muy buenos para el sistema nervioso. Además viene con sus propias vitaminas B, por lo que no necesita robarlas al cuerpo. Cuanto más lejos estés del azúcar, mejor.

sal

La sal de mesa parece más inocente de lo que en realidad es. Según algunos expertos el consumo excesivo de sal puede evitar la asimilación de calcio en el cuerpo. Pero también puede:

-provocar agotamiento, fatiga crónica e hipertensión

-aumentar la presión del corazón por la retención de fluidos

-desarrollar úlceras estomacales


Tags: , ,

Leave a Reply